Algunos pasajeros del avión de AirAsia eran cristianos

familias pasajeros air asia

En un emotivo culto en el aeropuerto, las familias cantaron “I Surrender All” (Yo me rindo a Él) con sus manos extendidas hacia el cielo.

 
culto in memoriam, aeropuerto de Surabaya
Imágenes del culto en el aeropuerto de Surabaya / Instagram

La búsqueda de las víctimas y los restos del Vuelo AirAsia 8501 se está convirtiendo en una carrera contra el tiempo debido a las malas condiciones meteorológicas.

Los equipos de búsqueda comenzaron la búsqueda de restos y cuerpos el pasado martes en el Mar de Java, pero los fuertes vientos y lluvias están obstaculizando sus esfuerzos.

Hasta el momento, sólo siete cuerpos han sido recuperados de las 162 personas que iban a bordo del avión.

Casi todos los pasajeros en el avión eran de Indonesia y muchos eran cristianos de ascendencia china. Al menos 41 personas entre las que viajaban en el avión eran miembros de una misma megaiglesia local evangélica, la Mawar Sharon Church.

At menos cinco personas más a bordo del avion de AirAsia pertenecían a The Bethany Church, otra conocida iglesia evangélica de Surabaya. También viajaba una joven familia de misioneros de Corea del Sur.

 

CULTO EN EL AEROPUERTO

Por ello, cerca de 100 familiares se han reunido en el salón del aeropuerto de Surabaya en Indonesia, en un culto en el que el pastor de la iglesia pentecostal Mawar Sharon a la que pertenecían 41 de los desaparecidos, oró con ellos en la víspera de Año Nuevo.

“Ayúdanos, Dios, para seguir adelante, a pesar de que estamos rodeados de oscuridad”, oró el pastor Philip Mantofa. “Hay cosas que no tienen sentido para nosotros, pero Dios es más grande que todo eso. Nuestro Dios es bueno”, dijo Mantofa que ha puesto en su perfil de facebook “por favor, oren por las familias de los viajeros desaparecidos”.

Antes de separase, en un momento sumamente emotivo, las personas reunidas levantaron su voz y cantaron “I Surrender All” (Yo me rindo a Él) con sus manos extendidas hacia el cielo.

Todo a Cristo yo me rindo, lo que tengo, lo que soy.

Pues le amo, en Él confío, por su gracia al cielo voy.

Todo a Cristo me presento cual humilde servidor,

Y mi vida le ofrendo, pues al mundo muerto soy.

Todo cuanto tengo, todo lo que soy,

¡Oh, Señor, a Ti me ofrezco

y me rindo hoy!

Ni un paso sin su ayuda tengo fuerzas para dar,

Su promesa me asegura: “Bástate mi gracia ya”.

Su Espíritu divino me consuela, me da paz;

Me sostiene con cariño y por fin veré su faz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.